martes, 11 de marzo de 2014

Retorno a la vida laboral

Es en este espacio donde me puedo descoser libremente. Tiene muchísimo tiempo que no publicaba nada por acá. Quería o más bien había planteado como objetivo ser más profesional con mis redes y con mi blog (cosa que no he logrado), por eso creé el otro blog en wordpress. Según yo iba a mantener los dos simultáneamente, pero la verdad es que ya no quería compartir penas y congojas así tan descaradamente. Creo que de algún modo me volví más discreta.

Tampoco es que hoy vaya a llorarles y quejarme como siempre lo hago. Pero este tipo de temas no se me antojan para el otro blog que he llenado de cursis reseñas de conciertos, de recomendaciones de películas, libros y series. Eso tampoco es profesional, porque también resulté contestaría y muy metida en rollos sociales, como siempre.

Ya es el tercer mes del año y es en estos días donde comienzo a ver cómo encarrilar el recuento de fin de año, qué apresurado. Más bien es que cuando llegan estás fechas es inevitable recordar los inicios de años pasados y siempre parece tan, pero tan lejanos aunque sólo haya pasado un año.

Pues bien, ya trabajo de nuevo. No voy a hacer un tratado por ello, ni escribiré una carta de agradecimiento a nadie por el hecho. Es algo que tenía que hacer, la vida sigue sin ser sencilla, nunca lo va a ser. Estoy impresionada por la suerte que tuve y por la oportunidad que se presentó.

Debo confesar que a veces me da miedo, da miedo crecer y ver como siguen y siguen pasando los años. También se siente inseguridad porque a pesar de haber pasado por lo que ya pasé, se siente como el primer empleo y hay muchas cosas que no sé, aunque mi pensamiento ordinario continua siendo: “es normal, estás aprendiendo”, es reconfortante a veces.

Estoy escribiendo sobre temas serios, sobre temas y tonos que debí de haber adoptado para el blog de wordpress. Se me dificulta mucho la parte en la que todo es números, porcentajes y cifras, es decir, lo hice mucho tiempo para la escuela, pero es difícil incorporarlo a esta forma de escribir, como si de pronto después de toda esta palabrería, les dijera: pero el 80% de los egresados de las universidades no encuentran empleo, de los cuales el 65 por ciento de ellos declaró que no se dedicaría a su carrera (Los números son falsos, entiéndase que es un ejemplo hipotético).

Sigo aprendiendo y enfrentado miedos que se presentan todos los días. Tratando de no sucumbir a los días que parecen…parecen extraños y adaptándome a esta forma de vivir, es decir a la nueva forma de vivir. Es como empezar de nuevo aunque ya no tenga veintidós años y este próxima a cumplir los 24 que tengo que decir, me aterran.


Al menos, y no sé qué tan bueno sea, tengo un propósito y estoy, en la medida de lo posible, tratando de llevar a cabo un plan que he tenido en mente hace tiempo. No sé si los sueños e ilusiones regresaron, pero se siente bien, con todo lo que signifique hasta hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario