martes, 15 de enero de 2013

¿Estoy siendo irónica? No




En un momento de iluminación trasnochado me di cuenta que era mi canción favorita.

Con seguridad les ha pasado. Les preguntan si tienen una banda favorita y los que son melómanos de alma y corazón responde sensatamente un: no sé, es difícil, depende. La pregunta se complica si te cuestionan sobre tu canción favorita, pasa lo mismo.

Me voy a contradecir o entonces soy muy presumida. Me considero melómana. Pero encontré que tengo una canción favorita. Es la favorita dentro de todas las canciones que he escuchado. Por sobre todas las que me gustan.

Es una canción muy simple, de amor ¿Qué canción no es de amor? No es un miel desbordándose. No es una canción social o políticamente incorrecta. No es una canción de desamor. No tiene grandes riffs de guitarra, ni coros sublimes. Es una simple canción que habla sobre un momento común amoroso.

No es la razón por la que se hizo mi favorita. La banda me gusta mucho, muchísimo debo admitir, pero no es mi banda favorita. Con sensatez diré que no tengo una porque es difícil elegir.

Ayer la escuché por la noche y se me enchinó la piel mientras mojaba mi almohada con algunas lágrimas. Sonreía y todo paso por mi mente con una claridad asombrosa. Esa canción me recuerda una etapa de mi vida, toda una etapa de mi vida.

Conforme la canción se reproducía, veía imágenes mentales conmovedoras. Mi bachillerato fue inesperadamente la mejor etapa de mi vida. Estaba en el lugar correcto. Me rodeaban las personas correctas. Me sentía muy segura de mis metas. Me enamoré de la persona correcta incluso. Todos esos momentos pasaron en esa canción.

La jardinera; mi carrera; mis sueños; mi música; el chopo; el Galeron; películas; mi familia; mis amigos; las risas; MI casa; mi ambiente… mi mamá. Todo pasa en esa canción, pasa en tres minutos. Ningún otra canción me hace sentir que poseo todo eso. Ninguna otra.

Ayer intentando dormir me acordé de esa canción. Ayer en un momento de iluminación trasnochado me di cuenta que es mi canción favorita.

1 comentario:

  1. Cuanto talento para escribir y es que no es lo que escribes, sino como lo escribes y como llegas a tus lectores.

    Me gustó mucho, felicidades, no dejes de escribir Dani.

    ResponderEliminar