martes, 11 de diciembre de 2012

Éxito



Algunas personas creen que ciertos conceptos son subjetivos. Por ejemplo, el éxito, hay entre quienes creen que es algo subjetivo y otros que realmente es alguna especie de parámetro establecido. La verdad es que, en lo personal creo que el éxito es algo engañoso y a veces hasta da miedo.

¿En qué consiste el éxito? ¿En reconocerse a si mismo? ¿En que los demás te reconozcan? Porque si una persona reconoce su buen trabajo entonces sería tachado de ególatra, y por supuesto al obtener el reconocimiento de los demás tarde o temprano será alguien tachado de ególatra.

Imagino que el cliché psicológico dirá que lo primero es reconocerse a si mismo y después vendrá el reconocimiento colectivo lo cual tendría como resultado el éxito profesional y quizá personal.

Pero podrías pasar toda tu vida queriendo obtener el reconocimiento de los otros y más tratándose de tus iguales. Posteriormente viene eso, que tu colega o tu igual reconozca que lo has hecho bien. Aunque quizá el mayor signo de éxito en la vida moderna sea la retribución económica. Pero qué clase de ambiciones estamos persiguiendo.

Queremos prestigio pero también dinero, queremos dinero y prestigio. A veces no vienen juntas. Hay una película que me gusta mucho: Lost in translation. No olvidaré la parte donde Scarlett Johanson le cuenta a Bill Murray lo fracasada que se siente y sin tener un oficio. Él le dice algo como: entre más segura estés de lo que haces menos te afectan las cosas.

Entonces, resumiendo ¿por qué sería más importante el dinero y el reconocimiento de los otros? Esos otros, tus iguales son gente arrogante y cruel, sin algún sentido de humanidad y el dinero, el dinero es necesario, pero en mi experiencia a veces, ni la felicidad compra. O tal vez nunca he estado en una situación tan precaria.

Por hoy, estoy de acuerdo con el cliché, reconocerse a sí mismo, gustar de lo que se hace y estar seguro de ello  es importante, sin claro, caer en la arrogancia. Pero es complicado, muy complicado reconocer que uno ha hecho bien porque siempre está el clásico: pudo haber sido mejor.

Creo que yo no obtendré ninguna clase de éxito: ni el mío, ni el de los otros, ni monetario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario