lunes, 19 de noviembre de 2012

El primer beso



Ayer hice una pregunta en twitter, que salvo una persona, nadie más respondió. Me quedé pensando, después de ver tantas películas románticas y retumbó en mi mente después de ver el vídeo de Florence and the Machine. Es acerca de los primeros besos.

¿Alguien recuerda su primer beso? Pienso que es un evento al que le dan mucha importancia, pero ¿es realmente importante?. La persona que me respondió muy inteligentemente, en mi humilde opinión, dijo lo siguiente: “las primicias siempre son valoradas… algunas sobrevaloradas, como eso del primer beso, por ejemplo”.

Luego pasé a la frase de Florence Welch cuando canta que pasa de camino, en camino, de cama en cama y de amante en amante. Entonces llegue a la conclusión de que constantemente lo hacen las personas, pasan de pareja en pareja y vuelve mi pregunta ¿en ese punto, es realmente importante el primer beso?

La culpa la tienen las películas ochenteras y noventeras. Las historias fantásticas y románticas. Las canciones de amor. Nosotros tenemos la culpa de darle importancia a los eventos que, si lo reflexionamos un poco más, no tienen relevancia. Tal vez no es el primer beso, tal vez es el quinto, el octavo el que es digno de recordarse.

En mi experiencia, como me contestó esa persona en twitter, las primicias son sobrevaloradas. El primer beso no significa nada, en mi caso, fue decepcionante y a la larga un recuerdo que no merece ser traído a colación.

Pero, debe radicar en algo. Probablemente habla mi amargura y mala experiencia, pero por lo que también he escuchado y las historias de los brackets atorados, la prematura experimentación, etc. No he sabido de alguien que me diga que su primer beso fue como lo cuentan las películas, las canciones y la sociedad en general.

Debí dejar de ver Dawson’s Creek cuando aún tenía salvación mi alma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario