domingo, 22 de abril de 2012

Al principio



Me di cuenta que he usado mucho últimamente eso de “las primeras veces son siempre las mejores”, y ahora que lo pienso bien también aplica: “el principio siempre es lo mejor”, por ejemplo, cuando comes un helado, el principio es el mejor, la sensación de que tu paladar probara ese delicioso sabor. A veces los finales pueden ser igual de satisfactorios, pero algunas ocasiones, más bien suelen ser amargos.

Cuando tenías un gusto en particular, al principio era todo bonito, nuevo, descubrías todos los días algo diferente y eso estaba bien, era inocente. Tengas o no expectativas los principios suelen atraer la atención. El inicio de una película, de una etapa en la vida, de un empleo, de un libro, de una fiesta, de una reunión, de una plática, hasta de amistades y relaciones varias.

Hace tiempo en mis ratos de ocio, pasaba y pasaba publicaciones mías en Facebook. Encontré una particular, a veces llegan ratos de profundidad a mi mente, eso me sorprende. Quizá por eso me perturba eso de la “biografía” qué caso tiene recordar cosas que ya pasaron y que preferirías suprimir, porque al principio fueron buenas pero después son… algo molestas.

Decía la publicación:

Un día desperté y ya no me gustaba lo mismo… pero estuve más que satisfecha con lo que me gustaba, hasta que… llegó otro día y ya no me gustó.

Por eso creo que la mayoría de las cosas al principio son buenas, lindas y excitantes, después son todo un fastidio. Qué puedo decir, creo que me aburro rápido y creo, ligeramente, que sigo buscando algo más, algo un poquito mejor, ¿pero no es lo que todos buscamos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario