lunes, 24 de octubre de 2011

Untitled


“¿Qué significado tenía el que alguien apareciese en la existencia si lo esencial era lo contrario, el desaparecer, cuando con ello se renueva la condición fatal del hombre?”- José Revueltas

“La existencia, bien ¿qué importa? Existo lo mejor que puedo. El pasado ahora forma parte de mi futuro, el presente está fuera de control”- Ian Curtis

Debería estar haciendo mis obligaciones escolares en vez de escribir una nueva entrada al blog. Empiezo a preocuparme un poco por esto, escribir se ha vuelto una necesidad para mí, poco me importa si lo que escribo es una basura o poco más que eso, debería de importarme ¿será que sólo incito a colgar más basura en la red?

Hoy terminé de leer un libro, justamente con motivo escolar. El libro en cuestión se titula “El luto humano” de José Revueltas y un extracto de él, es el que esta como epígrafe al principio de esta entrada. Al principio no me gustó y lo llegué a odiar, me molestaba demasiado leerlo; la semana pasada fue una semana horrible para mí, tener que leerlo representaba un martirio y cada vez que lo leía quería pegarme un tiro.

Hace mucho que no me costaba tanto leer un libro, ni siquiera aquellos tres anteriores a este resultaron un fastidio. Hoy terminé de leerlo y para mí sorpresa, el final, el final me encantó y me hizo pensar en un sinfín de cosas. Estar repleta de metáforas, analogías y pasajes bíblicos era un problema para mí, al final todo cobro sentido. Irónicamente eso que le dio sentido fue mi semana “emo”.

Independientemente de dejar ese sabor amargo en la boca y pensar “rayos, somos una sociedad esclavizada de principio a fin, somos un pueblo que vive y muere por su tierra a través de quienes nos manipulan con sus intereses”. Su visión sobre la muerte es exquisita; triste, deprimente, pero exquisita. Ese sentimiento no se agoto, al concluirlo quise suicidarme enseguida.

Acerca de esa cita que dejo a mi cabeza más dañada de lo que ya esta, y me sirvió porque hoy tenía ese sentimiento de “odio a la gente, nadie se me acerque”, suena mal, a veces uno tiene esas rachas donde no quieres saber nada y para evitar problemas te alejas un poquito de las personas. Esa cita, me remitió inmediatamente a la dicha por el personaje Ian Curtis, sí, como personaje, en la película de Control.

¿Qué aprendí? A no tener pre juicios respecto a los libros, más que semana de depresión, esta semana es un poco de fastidio. Pienso que la rutina nos mata lentamente, cuando eso nuevo que te había sacado de tu rutina comienza a serlo también, hay problemas. Al final todos morimos en algún momento de nuestras vidas o quizá ya lo estamos y sólo somos zombis…

Deberíamos tener libre albedrío para todo, sin que nada interfiriera, ni las leyes, ni los gobiernos, ni las naciones, ni los pueblos, ni la sociedad, ni la familia, ni los amigos, ni las emociones, ni sentimientos... me perturbo el libro.

Era importante para mí escribirlo, ahora a hacerlo académicamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario