jueves, 1 de septiembre de 2011

Algo nuevo


No les pasa que cuando piensan que una circunstancia se va a quedar de un modo, algo así como estancado y tienes que resignarte a permanecer de esa forma, llega algo, no mágico, no sobrenatural, tampoco algo que resuelva tu vida pero hace una gran diferencia entre una situación actual con ese “algo” y la situación anterior.

No quisiera adentrarme o detenerme en detalles, simplemente hay esta sensación de pasar la hoja, por decirlo de una forma sosa. No siempre funciona, por mi poca experiencia, sé que tener expectativas de una cosa o de alguien termina por decepcionarte. La nueva actitud para ese “algo” nuevo será dejar fluir el entorno, la situación, todo, sin esperar mucho de ello y obteniendo lo que suceda de ello.

Notarán una cierta sensación un poco… positiva, no se asusten, sigo siendo yo. Pasa cuando creces, los venti algo pesan, siempre ha sido así por el constante hecho de tratar a gente más grande que uno todo el tiempo, desde mocosa. Y por ser una excentricidad desde pequeña. Ese no es el punto.

Llega el momento de un cambio, de los numerosos que hay, e insisto y sostengo: no soy fan de los cambios. Algunos tantos aventurados, llamarían a esto que estoy viviendo “salir del cascarón”, lo hice veces anteriores, confieso para bien que ha sido gratificante en la mayoría de los casos y en este caso lo ha empezado a ser.

Me siento un poco como en aquellas épocas mozas de bachillerato, el sentido de pertenencia te da cierta seguridad, algo de confianza y eso sí, bastante buenos ratos. Tengo que admitir, asusta, pues en serio eso de “salir del cascarón” para alguien como yo no es nada sencillo, pero intentó ser una persona independiente y capaz de tomar sus propias decisiones, no me ha resultado tan catastrófico hasta el día de hoy. No puedo jactarme de ser una persona de bien y productiva, pero ahora estoy en movimiento. Alguien que conocí se sentiría satisfecha con eso.

Han llegado muchas personas a mi vida en los últimos 4 años, imagino que cuando uno entra a esa etapa obligatoria del estudio pensaría que es normal. La verdad pienso, el hecho de conocer gente en el ámbito escolar es más una imposición que algo “natural” o espontáneo. Te juntas con personas afines y creas relaciones, duraderas algunas, otras no, pasa. Es la vida.

Elegir un entorno diferente y empezar lazos es complicado, sobre todo en grupos, ya les mencionaba. Temo no ser lo suficiente, simplemente así, lo suficiente. Quizá el temor normal de la sociabilidad.

Hoy me di cuenta que había "algo" que comparado con el antiguo "algo" me reconfortaba más. Estoy divagando ahora, pero de nuevo en modo soso, pase la hoja del capítulo A en mi vida, no espero mucho, pero esperar por algo que no avanzará me tenía angustiada, y ahora puedo mirar a otro lado y no sentir esa angustia, ni mucho menos incertidumbre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario