miércoles, 17 de agosto de 2011

Los blogs con v


Hoy por la mañana, no sé la razón, entre el sueño, la curiosidad y el ocio, me puse a ver video vlogs. La verdad es que eso de los vlogs con v, no se me hacía nada familiar, debo admitir que hace a penas unos meses sé que pasa con todo ese fenómeno de pararse frente a una webcam y decir un montón de cosas.


De todas formas de expresión por internet, la más honesta es el blog con b, y no es porque yo este allegada a esta actividad, más bien porque es mucho más complicada la palabra escrita. Al estar viendo esos vídeos, me puse a pensar en aquella frase que tanto me gusta y me dije a mi misma “es verdad, esto hasta un hijo de vecina puede hacerlo”; no necesitas tanto intelecto para estar frente a una cámara, en soledad, y decir un par de tonterías, frases cliché y elementos cotidianos.


La gente es graciosa, algunos tienen chispa, pero he pensado que conozco a varias personas que tienen más chispa que los hombres y mujeres de los videos que mire. En una conversación cotidiana encuentras muchos chascarrillos, chistes, frases, oraciones, ademanes cómicos de las personas.


La verdad siempre he estado en contra de ese tipo de forma de expresión, incluso desde que aparecieron los podcast. Tal vez es porque sigo pensando en aquello de la honestidad, ocultarte en una pantalla es fácil, pensarán algunos. Pero la escritura revela mucho más de la personalidad de uno que si les dijera algo en un podcast o en un vídeo, sería mucho más diferente.


Quizá se deba a que en estas dos actividades el podcast y los vlogs, la gente puede actuar sin ningún problema, después de todo también somos un personaje. No se crean, no es tan complicado fingir una voz o hacer gestos. Reconozco que si, se debe tener una capacidad extra, no especial, sólo extra; pero considero que el don de la escritura no es para cualquiera (no me considero entre las que tiene ese don, aclaro). Comentó algunos ejemplos que vi.


Primero, o no sé si fue el primero en comenzar en México esto, pero al menos es el primero al que vi, fue el “famoso” werevertumorro. El tipo se me hace de lo menos gracioso que existe en el planeta tierra, además de su muy evidente problema de dicción ya que no puede pronunciar la S sin agregarle una D. Lo cual hace verlo realmente absurdo sobre todo al momento de decir groserías. Porque además por una extraña razón los vlogs no pueden subsistir sin el uso de groserías, patético.


Accidentalmente relacionado a uno de los vídeos de ese hombre, encontré el vlog de un tipo llamado… no la verdad, no recuerdo su nombre, no es muy importante. El punto es que hablaba sobre su “fama” en internet, ¿puede haber algo más pretencioso, fastidioso y engreído que eso? Además de ser visiblemente un intelectual (inserte tono sarcástico), la forma en que se expresaba con el clásico “goooooeeeei” típico del hipster promedio, sus ademanes eran irritantes, ¿cómo puede ser que los ademanes de una persona irriten? Pues él lo logra, eso merece algún mérito, para algunas personas, no soy de esas personas.


Pero las mujeres no se quedan atrás, y si me fastidiaba un poco la actitud exhibicionista de las mujeres y su constante búsqueda de atención y afecto, en los vlogs se resalta mucho más este pequeñito –sarcasmo –defecto de las mujeres.


Había uno de una mujer regia bastante vulgar, en serio muy vulgar para una mujer y no se trata de decir que soy una santa o algún asunto moral, pero me pareció tan idiota su actitud y además vulgar, pues evidentemente a mi modo de ver el vídeo era una rotunda porquería. Sus chistes eran asquerosos, infantiles y estúpidos. En fin un pobre vídeo que si no hubiera visto por error, jamás lo hubiera dado clic.


Luego apareció el vídeo de una mujer rubia, toda una líder de opinión, intelectual y muy letrada. Perdón, hice alguna distinción al poner rubia, lo siento, no tengo nada en contra de las rubias, pero ver a esa mujer en el vídeo, me hizo dio la razón por la cual, la mayoría piensa que las féminas cuyo color de cabello es claro son tontas. Además de ser casi una contra parte femenina del conocido werevertumorro, más bien una extensión de él, la mujer era muy simple y con poca imaginación aunque ella diga lo contrario. Lo peor es que el dichoso vídeo dura 10 minutos. Por amor a la crítica lo vi completo pero quería darme un tiro al terminar.


Hubo una parte que llamó mi atención. Resulta que la mujer en cuestión que tenía nombre de mujer de la vida galante, hizo una especie de firma de autógrafos, esperen, no es reunión de blogers, más parafernalia para decirle firma de autógrafos a una firma de autógrafos. Puso un fragmento de un material de vídeo que ella misma grabo. Los cito en un centro comercial y fue muchísima gente, dándole regalos, abranzadola, regalándole cosas, coreando sus frases. Qué sucede con la gente.


Me di cuenta que estamos mal, necesitamos urgentemente una figura pública, al parecer la población busca en cualquier persona a alguien a quien idolatrar porque es la única forma de aferrarnos a nuestra humanidad, queremos y tal vez necesitamos seguir creyendo en las personas. No está mal, supongo que eso nos diferencia de los animales o en un futuro de un cyborg, pero por qué ese tipo de personas. Son tan comunes y sobre todo corrientes.


Si los individuos se dieran cuenta que ese hombre o mujer al que le rinde casi pleitesía, es como ellos e incluso ellos mismos podrían hacer lo mismo o algo mejor, no sucederían cosas como las que hemos visto las últimas semanas. Cada día corroboro que el mundo está mal.


Sólo conozco uno que se salva, justamente el que generó mi curiosidad hacia los vlogs, pero es por mucho distinto y mejor que los antes mencionados. Es con personas que piensan, que tienen imaginación y que al menos las situaciones que muestran tienen esa chispa necesaria para entretener. Hay groserías, las hay, pero no abusan de ellas y sobre todo saben dónde. Su nombre es Que vida más triste.


De las otras ni sus nombres pongo, son una porquería.

1 comentario:

  1. Que vida más triste!!!! jajajaja es que el nos comprende Danielita!

    ResponderEliminar