domingo, 19 de diciembre de 2010

Gustos culposos


Última clase de inglés básico uno, examen final oral con un profesor que parece integrante de la “Maldita Vecindad” o “Panteón Rococo”.

Fragmento de la conversación para el examen:

Elena (mi amiga): I’m student but sometimes play violin and reading
Compañerita del inglés: We have a reading club, Do you like Dan Brown?
Danielita (esa soy yo): Yes, he's Ok but I prefer Julio Cortazar (no pongo acento porque se supone que inglés no hay acentos pero es Cortázar)…

Termina la conversación y el profesor me pregunta si me gusta Julio Cortázar, a lo cual respondo un sí, me pregunta la razón y le respondo “es un gran escritor”. El profesor comienza una charla interna de lo que es o no es literatura diciendo “Dan Brown sólo es best seller, Julio Cortázar es literatura”, yo asiento con la cabeza junto con mi acompañantes, me pregunta la razón por la cual me gusta Dan Brown y me cuestiono en mi fuero interno “qué diablos no entendió la conversación o el plan de estudios, es sólo un ejercicio”. Y aquí una pequeña pausa en el relato, debo admitir que leí un libro de Dan Brown, el ya muy mencionado “Código Da Vinci”, es lo único que leí de él y eso fue en la secundaria, es un libro de poco más de quinientas páginas, cuando mis compañeros de clase a penas y pudieron leer uno de veinte páginas. Después de la pregunta del profesor yo le respondí, con muchas trabas debo decir, que me “gustaba” porque era interesante lo que escribía acerca de la religión, la fe, el oscuro y muy conocido ya, tema de corrupción en el Vaticano, y ahí comenzó todo.

Profesor: Pues sí, habla de eso pero sólo es un best seller, no tiene gran ciencia, no es lo mismo a Julio Cortázar que si es literatura.

Me quede callada, pues todo lo que acabo de mencionar, fue en inglés. Quedamos un minuto en silencio y comenzó una acalorada charla sobre eso que decía, ya que no pude contenerme y comencé a discutir con él en español, para no hacérselas más cansada y relatarles todo lo que sucedió en la charla, sólo les puedo decir que el punto del profesor o más bien lo que detrás de sus palabras me decía era: “Eres una tonta, porque estas en la universidad y no sabes discernir entre lo que es bueno y es malo, y yo con toda mi sabiduría te estoy abriendo los ojos para que sepas qué es literatura y que no”. No me quede callada, pero mi amiga tenía unos ojos de “Daniela tranquila” por lo que decidí no discutir más y seguía pensando en mi mente “Por qué no entendió el punto, era un ejercicio, pusimos Dan Brown porque estaba en el libro de inglés, y en todo caso sí, lo leí y mi punto era, ‘esta bueno pa’ palomear’, así como cuando ves una película dominguera”.

Y toda esta explicación para llegar a los gustos culposos, era importante mencionarlo, de aquí, de ese momento surgió mi tema de entrada, sólo que no sabía cómo plantearlo, pero heme aquí y ahí vamos. Cuando le platique esto a una amiga me contestó “bueno, pero pues es cuestión de gustos ¿no?”, exacto, le contesté, es cuestión de gustos.

Todos sin excepción tenemos gustos culposos, los míos son bien sabidos por la gente que me conoce, no me meteré en detalles, si los digo, quizá haya la posibilidad de que hasta me cierren el blog, está bien, no son tan graves… para algunas personas. Sin embargo, podría decir, no esta tan malo tener gustos culposos y después de un minuto diría “Danielita si no fuera malo no serían culposos”. De manera muy particular, en mi caso uno de mis gustos culposos tiene una explicación muy densa, ese estúpido gusto culposo me hizo entrar en una crisis y hasta caer en depresión, y hay otros, en el lado opuesto que me dan tanta risa pero me traen recuerdos de lo que fue alguna vez mi infancia y parte de mi pubertad.

Una vez, leí a un tipo, escribió “mi gusto culposo es Metallica”, todos nos quedamos con cara de extrañeza, es más puedo decir que yo hasta lo leí cuatro veces para corroborar si estaba viendo bien esas palabras, muchos le respondieron “oye amigo, Metallica no es gusto culposo” y bueno, supongo que depende mucho de la forma de ser visto, pero a comparación de quienes pusieron gusto culposo: Camila, Gloria Trevi o/y derivados, estaba totalmente de acuerdo con la afirmación “Metallica no es gusto culposo”, después de un rato, el tipo en cuestión respondió “ya lo sé, pero es que no tengo gustos culposos”.

Ahora, recordando al tipo cuyo gusto culposo era Metallica, pienso, “qué vida tan aburrida debe tener para no contar con un solo y pequeño gusto culposo”, aunque también pienso que seguramente se lo guardo para darse importancia, pero regresando a la triste persona sin gustos culposos, piénsenlo, es de cierto modo emocionante escuchar una canción a escondidas, cantarla en tu mente, hacer alguna actividad en secreto, ver esa película que todos decían que era un asco y además tenerla en tu colección o leer un libro a escondidas y no ser precisamente uno del Marqués de Sade.

No puedo mostrar una postura ni en contra ni a favor, podría decir, bueno es un gusto culposo, al final un gusto, destapémonos todos y contemos nuestros gustos culposos porque no tiene nada de malo, pero seamos realistas y volviendo a mi pensamiento anterior, si no tuviera nada de malo, si no te diera pena admitirlo, simplemente no sería gusto culposo. Por otro lado podría decir, desháganse de sus gustos culposos, sacrílegos, espíritus del mal, pero no, es divertido tener gustos culposos y sonrojarte cuando los admites con los amigos, además que sería de la vida sin ese rato tan mágico y tan intimo entre tú y tus gustos culposos.

Por cierto, para terminar, el profesor acabo confesándome: “Yo también estudie comunicación”, se imaginaran mi reacción, casi tiro todo en ese momento y me salgo del salón azotando la puerta y diciendo “Voy a terminar de teacher de inglés diciendo: ‘When’s your verrdey?’ o tal vez diciendo ‘Is de seim but is de diferent in de rialiti laif’, por qué”, en fin ese día tenía tantas cosas que hacer por lo que no me di la oportunidad de orillarme en una de las paredes de mi cuarto, abrazando mis piernas y repitiendo un sinfín de ocasiones “¿verrdey? ¿tuenti en vez de twenty con la pronunciación correcta?”

Como sea, sean felices in de rialiti laif.

4 comentarios:

  1. El concepto de gustos culposos lo considero en cierta medida como algo primitivo. Un gusto culposo lo entiendo como un gusto que no es coherente o no corresponde con el esquema de una persona y que por lo tanto no es deseable. Como un metalero que escucha "fresadas", o un "fresa" que escucha metal. Un gusto culposo es un gusto incoherente, en resumen.

    El concepto encuentra problemas cuando uno intenta pensar sobre los esquemas. ¿Realmente un individuo puede ser completamente coherente con su propio esquema? ¿o debe ajustarse lo más posible a un esquema?
    Ni aunque lo quisiera, porque un individuo, un ser humano, es la condensación de diferentes personalidades, gustos, movimientos, gestos, ideas, etc. en un único ser.

    Es como en el ajedrez: el ser humano proyecta un sinfín de posibilidades dentro de su mente para saber cuál es la más apropiada. Y esto no es malo ni culposo, al contrario, es necesario. Y para poder proyectar posibilidades, en primer lugar, hay que conocer. Y para conocer hay que leer; leer a Dan Brown, a Cortázar, a Stephen King, leer Wikipedia, leer las noticias.

    Los "gustos culposos" no sólo son un ejemplo de la complejidad de la mente humana, también son indicio para el que los tiene de ser un humano más avanzado y culturalmente evolucionado, más apto para la vida en el futuro.

    Y por estas razones el profesor de Inglés es un perfecto imbécil.

    ResponderEliminar
  2. Tengo varias cosas que comentar:

    1. En la conversación, después de que te pregunta si te gusta dan Brown, es "he's Ok" y no "his Ok" no? (dirás que soy un mamila pero me llamò la atención)

    2. Me dio mucha risa la imagen de "alice in chains" y después "Alicia villareal". Coincido contigo, todos tenemos gustos culposos, gustos que rompen el esquema de nuestra personalidad y por eso nos sentimos raros disfrutándolos.

    3. En parte coincido con tu maestro, una cosa es literatura y otra best sellers. Creo que lo tomaste personal porque tu maestro te estaba diciendo que no sabias diferenciar entre una y otra (cosa que dudo mucho) en lo que no estoy de acuerdo es que los best sellers no tienen gran ciencia. Los libros de Stephen King son best sellers y me atrevo a decir que están al nivel de Poe o Lovecraft.

    4. Mmm no está mal ser "teacher"... Quizá es feo cuando "terminas" siendo teacher cuando no pudiste desempeñaste en lo que estudiaste.

    ResponderEliminar
  3. Comentario uno ja! si bueno coincido contigo, en realidad si es muy abstracto el tema de los gustos culposos, como dije bien podría tomar la postura de "al final es un gusto", pero tienes razón en muchas cosas.

    Comentario dos ja! nuevamente: tienes absolutamente toda la razón si tendría que ser he's, no his, pero no recordaba la conversación exactamente y la revise en el cuaderno donde la había anotado, de cualquier modo fue distracción mía, lo corregiré gracias por la observación.

    Continuando de cierto modo si se me hizo personal, pero también considere que tomo una postura muy intolerante al respecto, eso y otras cosas que comentó acerca de las masas, las personas, la manipulación, etc., que no venían al caso en esta entrada al blog quizá más adelante las escriba.

    Y no, no esta mal ser teacher, personalmente no me gustaría serlo, y fue una forma de burlarme de una posibilidad más adelante que tendría.

    Y finalmente para ambos: Me gusta mucho que mencionen a Stephen King, es mi escritor favorito y coincido con la idea de que esta a la altura de un Poe y un Lovecraft, lo ha declarado en un sinfín de ocasiones, ambos escritores fueron su inspiración.

    Gracias por leer mi blog, espero que sea de su agrado por cierto y si no es una buena forma de hacer mejorar mi pésima escritura, muchas gracias

    ResponderEliminar