jueves, 9 de diciembre de 2010

Complicaciones: Todos fuimos actores y fuimos rubias pelirrojas

Ha llegado el pre viernes como hubiera dicho un maestro de matemáticas que tuve en la preparatoria y es tiempo de escribir en el blog.

Quería hacerlo desde hace tiempo pero realmente he estado tan ocupada que no había encontrado la oportunidad y para mi sorpresa tengo cosas que comentar pero sigo sin tener algo realmente esencial que decir.

Comienzo diciendo que estoy escribiendo esto y me doy cuenta de los infinitos “que’s” en mi redacción y por algún asunto de trauma me genera mucha angustia escribir tanto “que”, en fin, ese puede ser el principio de muchos problemas que surgieron en todas estas semanas.

Complicaciones

La escuela ha estado pesada, muy pesada para mi costumbre y eso que soy exagerada, pero sobre todo el ambiente escolar se ha tornado pesado y hostil de una forma tan extraña pero a la vez tan predecible que es difícil explicar.

¿Qué pasa cuando tienes que convivir con mucha gente tanto tiempo, con gente que no conoces, que te cae mal, que no sabes cómo trabajan?

El resultado es por demás desastroso, este trimestre he estado mucho tiempo con personas, como dijo un compañero “con tu equipo” y lo pensé mejor y me repetí a mí misma “no, he estado demasiado tiempo con gente”. En relación a mi equipo de trabajo, quede sorprendida, hicimos un buen equipo, son personas muy agradables y descubrí a unos amigos extraordinarios, pero es inherente en mí pensar “oye Daniela de verdad has estado mucho tiempo con personas”, mi situación no es tan complicada, soy una persona solitaria y de repente sentí tan extraño estar rodeada tanto tiempo de personas y sobre todo de sentir en ciertos momentos ese apoyo , cariño y protección de momentos en los que, pensándolo bien, en otro tiempo, en otra circunstancia hubiera estado sola, tirada en mi cama y deprimida. Aún así me siento indefensa.

Por otro lado esta, eso que convencionalmente en las escuelas le llaman “generación”. Ahora me viene a la mente algo que platicaba una vez con una amiga sobre eso de la convivencia con tanta gente que no conoces bien. Ella y yo decíamos que cuando recién llegas a un grupo es muy difícil que saques lo que ella y yo denominamos “tu verdadera personalidad”, el trabajo que se nos dejo hacer en la escuela sirvió para tres cosas en mi punto de vista: 1) para aprender que el trabajo en equipo siempre es en equipo y que han pasado siete trimestre y ninguno lo ha aprendido; 2) para sacar a relucir las rencillas entre los propios profesores y tal vez la más importante la 3) darse cuenta de la “verdadera personalidad” de cada uno de los compañeros.

El perfil del aspirante de la carrera de Comunicación Social en la UAM debería ser: Persona ego centrista, incapaz de ejercer la auto critica, ser desleal, no conocer el concepto de compañerismo, incapaz de escuchar, impulsivo, inmaduro, irresponsable, impuntual, cada vez que haga un trabajo sentir que es el mejor de todos, no conocer el concepto de humildad, decir sandeces y creer todo el tiempo que tiene la razón. Claro habrá sus excepciones porque con alguien tiene que haber una confrontación.

Si últimamente había sentido esa etapa del “no sé qué rayos hago estudiando esto, no es para mí, no soy buena en esto”; la verdad la actitud de compañerismo que se pulula en la carrera no ayuda en mucho a mi perspectiva de las cosas. Muchos pensarán que ese pensamiento es algo débil, pero de verdad vi y escuche muchas cosas que realmente acabaron por decepcionarme bastante.

Aún así por supuesto que hay cosas buenas, esto suena como si me estuviera despidiendo de la carrera, todavía lo sigo pensando; de cualquier modo, a pesar de todo esto me quedo este trimestre con la lección del maestro maldito, con el esfuerzo y el trabajo de mis compañeros que si los hubo, con las risas de mis amigas y amigos, con las personas que me dejaron entrar en su vida y que me compartieron parte de su vida. Y por supuesto tengo que mencionarlo con los nuevos amigos que hice, que ven algo bueno en mí, me apoyan, me cuidan, me hacen reír y que quiero demasiado. Suena como a agradecimiento de trabajo escolar, pero para mí era importante decirlo.

Después de todo ese esfuerzo (me da un poco de temor mencionar esa palabra) y trabajo, todavía no termina pero seguimos intentándolo, hoy me siento no más confiada, pero si un poco más tranquila, tal vez no totalmente pero si un poco más. Afortunadamente el trimestre no está lleno de la escuela y a pesar de que han sucedido no cosas tan agradables en casa, en la familia, en mi persona, todavía puedo jactarme de que la paso bien algunos momentos.

Actores y actrices rubias y pelirrojas

Hasta las clases de inglés básico uno, sirvieron para des estresarme, las salidas con mis amigas, los partidos de americano de mi hermana, mis sobrinos en “casita vieja” de nuevo, son cosas que vale la pena mencionar, y obviamente los conciertos a los que fui. Y hablando de esto, el viernes pasado fui a ver a Blonde Redhead y su telonera fue St. Vincent y después de las complicaciones todos fuimos actores y rubias pelirrojas.

Después de perderme a Hot Chip, por una casualidad en la red, encontré que St. Vincent preguntaba quien la iría a ver en la Ciudad de México y definitivamente tenía que ir, ¿cuándo ves a una banda que te gusta por pura casualidad? Según yo, no conocía a Blonde Redhead, pero como toda la vida, se me va la onda y no me acuerdo de las bandas que escuché alguna vez. Un día antes de ir al concierto busqué videos de Blonde Redhead, la primer canción que salió fue “Equus”, “ah Equus, este video ya lo había visto”, pues si era de esos videos que había visto de niña y que se me quedaron grabados por lo bizarro del asunto, algo muy parecido a lo que me paso con Bacherlorette de Björk y con Paranoid Android de Radiohead.

Abrió St. Vincent, sólo les puedo decir que estoy más enamorada de esa mujer, es una forma muy interesante de combinar la femineidad con la pasión de tocar una guitarra, la manera en que Annie Clark toca su guitarra sólo te puede remitir a como lo haría un hombre, pero al verla a ella tan delgada, con sus rizos, su vestido, sus mallas y su labial rojo es imposible no enamorarte de ella. Sus músicos son muy buenos, sobre todo su baterista, aunque todos son buenos. Después de recordar la monotonía que sentía al escuchar el Actor, después de verla en vivo entendí todo el significado de poner un violín, un saxofón y esa guitarra en una sola canción.

Salió St. Vincent y después del típico momento donde los roadies hacen su trabajo, se encienden unas sombrillas doradas, salen dos personajes que parecen iguales, y una mujer con un pantalón dorado, cabello largo y lacio. Comienzan a tocar y uno de los gemelos hace una seña a su hermano para que deje de tocar la batería, finalmente dice “me está dando electricidad”. Vuelven a tocar y comienza una etapa de descubrimiento para mí. Blonde Redhead es como de esos grupos que estaba esperando escuchar, la voz de una mujer suave a la cual asocias invariablemente a los animes y no sólo por el aspecto físico de ella, su timbre te liga a esa imagen y luego complementa la escena unos gemelos italianos que lo único que los diferencia entre sí físicamente es la barba que uno tiene y el otro no. Al ver a Kazu Makino y como se mueve en el escenario entendí de donde saco Bat for lashes sus movimientos en vivo, lo cual resta a los ya menos puntos que tenía su banda y ella en sí.

Y bueno después de ver a tanto hipster a los alrededores, la señora que nos toco al lado de nosotras que no paraba de quejarse del escándalo que hacía St. Vincent con su guitarra e incluso llego a taparse los oídos, y cuando finalmente salió Blonde Redhead y Kazu Makino saludara al público con un pobre español y la señora se molestara por el hecho, puedo decir que estuvo bastante bien. Aquí les dejo una foto, de las cuales se de su existencia gracias a Charlie.

2 comentarios:

  1. jajaja que mi Dans, me encantó esta entrada (y por alguna razón extraña combino con la canción de coldplay "christmas lights" peeero bueno, no tengo más que decir...bueno si pero prefiero hacerlo en persona jaja, al fín que hace tiempo que no nos vemos!!! saludos!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. por qué no hay un me gusta para blogspot, gracias mi Juans, no he escuchado la rolilla pero la escucharé para ver en qué lo asociaste jejeje, siiii necesitamos vernos, los extraño muchisimo y ahhh necesito esa dosis Juans de "Dans yo creo que..." saludines te quiero!

    ResponderEliminar