sábado, 10 de julio de 2010

Youth novel... la invasión sueca

Hace mucho que quería escribir esta entrada pero tenía que hacerlo bien. La razón es muy sencilla cuando a escuche a Lykke Li quise que la entrada dedicada a ella estuviera bien hecha supongo que fue porque se lo merece realmente y porque quiero hacer una invitación a que la escuchen y no hay otro modo más que mostrarles lo que hace.

Lykke Li es una cantante sueca, su música la definen como indie, pero a sabiendas que no me gusta encasillar la música en algún género y mucho menos la que me gusta, yo sólo les diré que es una chava bien autentica, que hay muchas cantantes hoy en día que tratan de ser excéntricas con motivo de que las personas se impresionen y crean que escucharla es algo “chido”.

La realidad es que Lykke Li es una tipa con un buen de personalidad, además de la que despide en su voz, la que se le nota y da a conocer; la primera vez que la vi en un video pensé “esta mujer sí que tiene personalidad”. Y cuando mire fotografías de ella, me quedo bastante claro, pero si no fuera cantante bien podrías decir que es alguna modelo de esas revistas de moda o algo parecido; y no es que sea guapísima la mujer, pero insisto realmente tiene mucha personalidad.

Pues técnicamente qué les puedo decir que no encuentren en Google. Lykke Li es muy joven, tiene 24 años, nació en Suecia, su madre es pintora y su padre músico, de ahí la vena artística. Ha residido en distintos puntos del planeta, eso puede explicar muy bien por qué tantos ritmos existen en sus canciones. Pero finalmente le llegó la oportunidad en el 2008 cuando grabó su primer álbum “Youth novel” producido por Björn Yttling de Peter Bjorn and John.

Pero pasando a lo que realmente nos atañe: su música. Cuando escuchas su disco entiendes por qué el titulo del mismo, “Joven novela”. Lykke Li está bien joven y su disco es precisamente como el título del álbum una novela, cuando lo escuchas te da esa sensación y bien podrías inspirarte para hacer una.

Al empezar escuchar el disco con Melodies & Desires, el tono de su voz, su susurró te introduce a sus pensamientos y emociones e incluso a los propios, es una invitación a entrar al mundo de la novela que es su disco, un pequeño poema de demostración para sumergirte en los ritmos.

Luego sigue Dance, Dance, Dance. Cuando leí la traducción de esta canción y vi que decía “when i'm shaking my hips, look for the swing, it was all, written in the air”, no me convenció del todo, pero es que cuando escuchas de alguien tan prosaico como Shakira cantar la palabra “hips” es inevitable recordar su horrorosa canción; después entiendes que lo que Lykke Li entiende por esa frase es mucho más diferente y quedas atrapado en su voz y en cómo te guían los sonidos. En una presentación un poco extraña que tuvo Lykke Li entendí lo que ella hacía porque cuando lo vi comprendí que ella usa todo para crear ritmos y que puedes hacer muchos ruidos que no es lo mismo que ritmos, pero con los instrumentos o recursos con los que podríamos considerar hacer ruido, ella simplemente los convierte en ritmos.



Después escuchas I’m good, I’m gone, que fue en verdad la primer canción del Youth novel que escuché, con esta canción supe que me gustaría Lykke Li, además de ese ambiente en el que te transporta y donde es inevitable mover el piecito, la letra es maravillosa. Es de esas canciones que necesitas escuchar en algún momento de tu vida en el que todo el mundo te dice que no vas a poder pero ya tienes una meta trazada y así te rompas la espalda lo lograrás, y además dirás “hey estoy bien, no pasa nada”.

Luego sigue una de mis favoritas, o quizá mi favorita del disco: Let it fall. Y llega en un momento clave, después de escuchar I’m good I’m gone, descubres que quizá no eres tan fregón y necesitas descargar las cosas que se ha venido encima, y de eso precisamente trata Let it fall, con una voz suave y con un ritmo que quedaría contrario a lo que dice la canción pero que irónicamente la complementa, porque para ella es bueno, es bueno dejar caer las lágrimas.

Continuamos con una más tranquila My, y esta si es bien canción femenina de amor; pero si a un hombre se la dedicaran yo creo que no estaría nada mal, e insisto con la voz de Lykke Li es tan armónica, se acopla a cada canción y a cada instrumento tan lindo que disfrutas mucho el momento, además de que los coros son muy buenos.

Little bit, la favorita del gusto en general y la que salió como sencillo, al principio debo admitir pensé “el inicio parece como canción de la tigresa del oriente", por supuesto no tiene absolutamente nada que ver, una vez que adore la canción me dio risa la comparación que hice, tiene ese estilo de ritmos pero mucho mejores, no se espanten por mi comparación. Y también esta es de las canciones femeninas de amor, créanme no le hacen el feo.

Hanging High es más tranquila en comparación a Little bit. Un tema de desamor en un ambiente desolado y frío, no por nada canta “Oh thunder in my heart, These razors cutting Sharp, And leaves me with an ever bleeding scar”, de nuevo la especialidad en este disco, los coros son un plus en la canción.

Otro poema dentro del disco: This Trumpet in My Head , aunque posiblemente cada canción de Lykke Li lo sea. La guitarra y la trompeta me recuerdan dos cosas: la primera las canciones de origen español con un toque antaño y también la música en las películas cuando existe una derrota en batalla o está a punto de vivirse una.

Como contraste a la canción anterior esta Complaint Department, que es más movida y tiene unos bits bien padres. La letra de la canción la entiendo como algo de lo que todos también estamos hartos, las quejas y reclamos de las personas; porque de alguna forma todos sabemos que tenemos errores pero como Lykke Li dice “no somos un departamento de quejas”. Esta canción con los bits y los extraños sonidos en el clímax me hacen recordar un poco a lo que hace Radiohead.

Y como ironía el principio de Breaking it up, me recuerda un poco a Muse con el megáfono y de nuevo los coros, esta vez de niños que hacen sonar como una explosión, de hecho toda la canción es como un grito o una explosión.

Luego gira a algo más tranquilo, a un sentimiento más personal como Time Files, con una voz más dulce pareciera que nos cuenta un cuento, pero en realidad habla de las cosas que extrañamos, del cansancio y el esfuerzo que realizamos, en resumen es muy linda la canción.

Y cierra el disco con Window Blues, una canción fuerte, en un punto intermedio pienso, porque no es lo demasiado tranquila, ni lo suficientemente movida, sólo es como un estado inconcluso, me pareció también que era otra invitación a seguir escuchando, y se hace, se escucha una y otra vez; y no es sorprendente que sea uno de los discos más aclamados y tampoco que por este mismo la hayan invitado a Coachella y a Lollapalooza.

No quiero dejar esto sin compartirles “Possibility”, la grabó como parte del sountrack de Luna Nueva, lo sé, lo sé, pero no juzguen sólo por escuchar “Crepúsculo”. Lykke Li en un principio decidió que no haría la canción porque no se sentía con la capacidad de componer a partir de una historia que ella no ha pensado. Luego salió Possibility y realmente es hermosa, independientemente de que sí hable de algo que paso en la película y más que nada en el libro, quiero que vean este video, porque la mujer le pone un feeling.



Buscando cosas de Lyke Li, me encontré con una joven llamada Sarah Assbring que tiene su proyecto titulado “El perro del mar”; me pareció muy curioso que su proyecto fue nombrado en español, y eso me hizo torcer el gesto un poco. Después me pareció más sorprendente que Lykke Li fue telonera de El perro del mar, ya que ahora es más famosa Lykke Li, por obvias razones, y como sentimiento de fraternidad, la una a la otra se invita a sus presentaciones en vivo.



Escuche a El perro del mar, es casi del mismo estilo de Lykke Li, pero la voz es más suave y si tiene tintes distintos, y es más acústico con más baladas al menos las que he escuchado, no he podido bajar un disco de ella, pero también me parece interesante lo que hace y deseaba dejarles su proyecto; me pareció muy bello dejarles esto, porque parece como una tocada entre amigas, como una tarde de trova o algo así y además la canción es muy linda, entonces pues, les dejo Change of heart de El perro del mar y Lykke Li espero que les guste.

Ojalá que las escuchen, como mujer es imprescindible dejar de escuchar voces femeninas, y también porque aunque personalmente no sea tan femenina, si encuentras una identificación con las canciones; además de que tengo que hacer mi comentario torpe del día, son tan geniales, ellas, su manera de cantar, de moverse y de vestir que cuando crezca quiero ser como ellas, al menos como Lykke Li. Pero dejo que ustedes las escuchen y haber si los invade esta corriente sueca.


( por problemas técnicos, subiré los videos después, gracias por su paciencia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario